top of page

#GraphosCc #Columna #FRASEARIO | Jacky en el Puente del Arcoíris • Por Aída María Holguín Baeza



#GraphosCc #Columna #FRASEARIO | Jacky en el Puente del Arcoíris • Existe un puente que une el Cielo con la Tierra. Se llama Puente del Arcoíris.

Allí es a donde van los animales cuando mueren; es allí a donde van cuando han estado especialmente unidos a alguien de aquí en la Tierra. Y es que ahí, justo al otro lado del puente, está el Paraíso, un hermoso lugar con valles y colinas en las que todas las mascotas pueden correr y jugar juntas.


Allí, al otro lado del Puente del Arcoíris, todos los animales que han estado enfermos y viejos recuperan la salud y la fuerza, y los que estaban heridos vuelven a estar mejor y fuertes, tal como los recordamos antes de que se fueran al Cielo.


Es pues el Puente del Arcoíris el camino y vía de entrada a un lugar cálido, acogedor y paradisíaco en el que todos los animales están felices y contentos, excepto por algo: echan de menos a las personas que los amaron y los cuidaron en la Tierra. Entonces llega un día en que uno de ellos se detiene, mira a lo lejos y empieza a huir de la manada. ¡Te ha visto!, y cuando tú y tu amigo especial por fin se encuentran, se funden en un abrazo para no volver a separarse nunca más y juntos cruzan el Puente del Arcoíris.


Durante mucho tiempo, “El Puente del Arcoíris” fue uno de tantos mitos o leyendas poco conocidos; sin embargo, con el paso del tiempo, por su trascendencia e impacto, se ha consolidado como “la historia personal” que, tal como lo señala Kitty Block, le ha brindado al mundo una visión que ha reconfortado a millones de personas que sufren la pérdida de una mascota.


En realidad, “El Puente del Arcoíris” es una prosa poética hasta hace poco tiempo considerada “de autor desconocido", pero ahora, gracias a la investigación de Paul Koudounaris, historiador del arte, fotógrafo y escritor estadounidense, se sabe que es de la autoría de Edna Clyne-Rekh, escrita en el año 1959, cuando Clyne-Rekh sufrió el dolor intenso de la pérdida de su perro Major. Pero bueno, mito, leyenda o prosa poética, durante varias décadas “El Puente del Arcoíris” ha servido -indudablemente- como fuente de consuelo y alivio para millones de humanos que enfrentan el duelo ante la pérdida de sus mascotas.


El asunto que, al igual que todas aquellas mascotas que han estado especialmente unidas a alguien de aquí en la Tierra, mi amada Jacky, mi “tarántula preciosa”, la mayor de mis cuatro perrhijas, recién acaba de cruzar Puente del Arcoíris y ha llegado a ese lugar donde ya no sufre y en el que ahora corre y juega como cuando era joven. Jacky ha llegado a ese lugar en el que algún día volteará para arriba, moverá su nariz nerviosamente, parará su orejas y observará que me estoy acercando y, entonces, cuando nos encontremos, nos fundiremos en un fuerte abrazo y juntas cruzaremos el Puente del Arcoíris para no separarnos jamás.


A modo de reflexión sumativa, concluyo citando lo dicho por el psicoterapeuta y escritor estadounidense, Wallace Sife: Si creemos que hay un Cielo para las personas, entonces las mascotas deben estar allí, esperándonos cuando crucemos, porque el Cielo es amor y las mascotas comparten eso con nosotros. Por Aída María Holguín Baeza by #AgenciaInformativaGraphosCc 

1 visualización0 comentarios

Comentarios

Obtuvo 0 de 5 estrellas.
Aún no hay calificaciones

Agrega una calificación
bottom of page