2022 Y EL ENCANTO DE LO DESCONOCIDO | #Columna #IdeariodePalabras por Selene Borges Hansen



2022 Y EL ENCANTO DE LO DESCONOCIDO | Constantemente estamos en un proceso de aprendizaje porque constantemente experimentamos un cambio. A medida que crecemos nos enfrentamos a procesos de mayor complejidad que nos obligan a relacionarnos con un panorama francamente desconocido. De pronto encontramos el patrón de funcionamiento y vamos adaptándonos a cada fase hasta que, a fuerza de practicar, nos volvemos doctos en tales procesos, pero justo cuando creemos que dominamos la materia el tablero del juego se mueve y nuevamente nos vemos frente al panorama desconocido y nuevamente nos tenemos que encarar con el aprendizaje. De pronto, un día, tras muchos otros vividos, volteamos y vemos una estela de experiencias que han enriquecido nuestra vida y en ellas hay muchas preguntas resueltas y muchas nuevas preguntas formuladas. Quizá es que vivir significa tener la apertura mental y la disposición integral a aprender y reaprender.


En estos últimos dos años la humanidad se enfrentó a uno de estos momentos disruptivos; justo cuando parecía dominarlo todo, entenderlo todo y manejarlo todo, un movimiento maestro de la vida cambió el tablero y las reglas de juego obligándonos a replantearnos muchas verdades que resultaron no serlo y la crudeza del descubrimiento nos dejó la certeza de que, sin importar lo mucho que hayamos avanzado, seguimos siendo falibles, seguimos vulnerables y seguimos siendo aprendices.


Hemos tenido que regresar a los rudimentos para apreciar las cosas valiosas de la vida como el oxígeno, un abrazo, la cercanía, la incomparable convivencia y la libertad de caminar sin temer que el viento, las palabras y la proximidad sean factores de riesgo. Nos hemos visto obligados a cuidar del prójimo para protegernos a nosotros mismos. Hemos dudado de nuestra actitud apática en temas tan relevantes como la política, la economía y la salud.


La lección no ha sido fácil porque en casi todas las familias hay ausencias sentidas. Se espera una Navidad con un vacío en la mesa, un minuto de silencio y una larga evocación de tiempos compartidos. Más el año nuevo, 2022 trae consigo nuevas vivencias, expectativas diferentes y grandes oportunidades. Nada será como lo imaginamos o como lo conocimos, pero será provechoso porque nos sacará de nuestra zona de confort; lo desconocido podría darnos temor, pero también nos extiende una invitación para romper esquemas, abandonar paradigmas que nos dejaron tumbados en la lona.


Reaprender en una nueva normalidad es tan bueno como estemos dispuestos a verlo. Las circunstancias desconocidas serán grandes oportunidades si deseamos verlas así, pues pase lo que pase cada día contará. Así que vale la pena soñar y planear ver esos sueños concretados. Hacer un plan de acción flexible que nos permita aprovechar el impulso de nuevas circunstancias y vivir. Tal vez tememos la probabilidad de la muerte, pero la muerte es parte de la vida y, si lo pensamos bien, es lo único seguro que tenemos. No tenemos de qué preocuparnos, solo tenemos que aprender a vivir, aprender a disfrutar del momento y hacer lo que venga a nuestra mano para vivir el mundo que soñamos. Cada quien genera su propia realidad. Todas son válidas y todas son subjetivas. por Selene Borges Hansen by #AgenciaInformativaGraphosCc

11 visualizaciones0 comentarios