#AIGCcTlx | Ineficiencia e incapacidad en salud pública, la lamentable realidad de Tlaxcala: MMS


La presidenta del Comité Directivo Estatal (CDE) del Partido Acción Nacional (PAN), Miriam Martínez Sánchez exigió a la gobernadora Lorena Cuellar Cisneros y al titular de la Secretaría de Salud, Rigoberto Zamudio Meneses, poner un alto a la violencia obstétrica que viven las mujeres tlaxcaltecas, pues la entidad ocupa el primer lugar, por séptima semana consecutiva, de Mortalidad Materna (RMM).


Miriam Martínez externó que la triste realidad de Tlaxcala que viven las mujeres es tal que recientemente han fallecido mujeres en nosocomios del sector salud, dejando en la orfandad a recién nacidos, niños y a familias desintegradas, lo que echa por la borda el discurso de que el modelo de salud de la entidad “será un referente nacional”.


Lamentablemente, sostuvo, esta violencia obstétrica está muy arraigada en los procedimientos médicos, la cual va del daño psicológico al físico durante el embarazo, parto o postparto, hasta la falta de personal médico, situación que a diario viven quienes acuden principalmente al Hospital de la Mujer.


“La operatividad del sector salud en el estado ha demostrado incompetencia gerencial de sus funcionarios, muestra de ello el que su propio personal tiene que salir a las calles a manifestarse ante la insuficiencia de medicamentos, insumos y equipamiento, médicos, especialistas, de enfermería y administrativos del Hospital de la Mujer, Infantil de Tlaxcala, General de Tlaxcala de IMSS Bienestar, Regional de Tzompantepec, Hospital General de San Pablo del Monte, así como el Hospital Comunitario de Zacatelco, lo que demuestra que muchas cosas no se están haciendo bien para desgracia de la población”.


Además, la presidenta estatal del PAN, resaltó que quedó demostrado a nivel nacional la incapacidad de quienes están al frente de las instituciones más importantes del estado como es Salud y Educación, quienes pusieron en alerta a la entidad, por el afamado caso del dulce Lucas Muecas, para prohibir su venta y consumo, del cual los funcionarios basados solo en una denuncia ciudadana y una dudosa prueba de laboratorio privado, que evidenciaba la supuesta presencia de drogas (anfetaminas, marihuana, opiáceos y metanfetaminas), del cual ahora la Comisión Estatal para la Protección Contra Riesgos Sanitarios del Estado de Tlaxcala (Coeprist) señaló que no existen elementos, al no haber denuncia o personas con daños a la salud atribuibles al dulce presuntamente contaminado.


Ante tal situación, demandó que el gobierno estatal deje de mentir y evada su responsabilidad, y atienda la salud de los tlaxcaltecas, así como a los trabajadores de ese sector que son siempre los paganos ante las fallidas estrategias y las ocurrencias de quienes toman las decisiones.

6 visualizaciones0 comentarios